Lucélia Batista: “Hay chicos que aman el voleibol de playa, debemos hacer crecer ese sentimiento”

Lucélia Batista: “Hay chicos que aman el voleibol de playa, debemos hacer crecer ese sentimiento”
Lucélia Batista de Almeida, es una joven y experiementada entrenadora brasilera, quien desde hace cuatro meses trabaja con nuestras duplas de la rama femenino y masculino de voleibol de playa. Oriunda de la ciudad de Paraná,  licenciada en ciencias del deporte, magister en fisiología y ex voleibolista, nos cuenta acerca de su experiencia como entrenadora y cómo ve el desarrollo de esta disciplina a nivel nacional.
 
¿Hace cuánto tiempo estás en Perú y por qué decidiste quedarte de este lado del continente?
Ya tengo un año aquí. Llegué para hacer turismo, para conocer el país y  la cultura. Tenía unos amigos que me animaron a venir y cuando acabé mi maestría en fisiología del deporte, viajé. Primero fueron tres meses, pero luego se dio la oportunidad de trabajar aquí y para mí fue toda una sorpresa. Comencé enseñando en la academia de voleibol del Deportivo Municipal el tiempo fue pasando y ya tengo un año en Lima. Ahora quiero quedarme más, porque siento que puedo aportar mucho más al voleibol de playa.
 
¿Conocías el voleibol peruano?
Sí, desde Brasil veía mucho voleibol peruano, estaba muy familiarizada con la Liga y con toda la gloria deportiva que alcanzaron en Seúl con la selección femenina, es un referente muy importante para todos los que seguimos este deporte.
 
Coméntanos un poco de tu experiencia como atleta y profesional.
Comencé a jugar voleibol de piso desde los 8 años. Soy de Londrina, Paraná y allí estudie Ciencias del Deporte en la Universidad Estatal de Londrina.  Mientras estudiaba jugaba por la universidad participando en campeonatos nacionales y sudamericanos. También trabajé como entrenadora en equipos de la ciudad y en academias hasta que llegué a involucrarme más con el voleibol de playa. 
Cuando terminé mi universidad, hice una maestría en Fisiología del Ejercicio especializándome en voleibol, luego hice un estudio con la selección masculina sub 18 de Brasil enfocándome en la parte física y la preparación. En total son siete años de experiencia como entrenadora entre voleibol playa y de piso. 
 
Ya son cuatro meses con nuestras duplas de voleibol playa ¿cómo ves el desarrollo de esta disciplina en nuestro país?
Hay muchos chicos que están conociendo el voleibol playa aún. Es un camino que se está formando todavía. Las paradas nacionales que realiza la Federación durante el verano son muy buenas para que las personas conozcan, vean y se interesen. Sin embargo, es un trabajo que hay que realizar durante todo el año. Podrían impulsarse ligas de voleibol playa por ejemplo. 
Los chicos que trabajan conmigo aman el voleibol playa y yo creo que podemos hacer crecer más ese sentimiento. Un hecho concurrente aquí es que los jugadores de voleibol de piso luego juegan voleibol playa, y es bueno hasta cierta edad. Pienso que hasta los 18 años podrían alternar en ambas ramas, pero luego deberían elegir entre playa o piso porque es un trabajo distinto por desarrollar. 
En cuanto a nuestros entrenamientos, los chicos están mejorando trabajando en una rutina a la que no estaban acostumbrados. Poco a poco vamos avanzando. 
 
¿Es muy distinta la preparación técnica y física entre el voleibol de playa y de piso?
Sí, hay muchas cosas en común pero las técnicas son distintas. El entrenamiento en playa requiere de más técnicas personales, además que aquí se trabaja en duplas y no en un equipo de seis. Desde ahí influyen cosas como la tensión, técnicas y recursos distintos. La parte física igual, el voleibol playa es más lento, hay que trabajar más fuerza y resistencia. Yo lo veo como otro deporte.
 
¿Cuál ha sido el trabajo que has realizado con las duplas que han participado en la 3era parada que clasifica a los JJOO de la Juventud?
Las duplas fueron a Chile mucho mejor preparadas en comparación a la 2da parada que se jugó en Bolivia. Desde mayo hemos venido trabajando 3 días a la semana y aunque en esa oportunidad llegamos a Bolivia para tener una experiencia, ahora ellos fueron más preparados, más confiados en lo que hacían. En la 2da parada tuvimos resultados alentadores, 7mo lugar las chicas y 9no para los chicos, se enfrentaron a países como Chile, Brasil, Argentina, Colombia, Bolivia, Uruguay y Ecuador. En general puedo decir que nuestros entrenamientos han permitido un mejor desarrollo técnico. 
 
¿Qué podría implementarse para tener una mejor base en el voleibol playa?
Pueden crearse ligas y torneos durante todo el año. Abrir academias y fomentar el inicio en este deporte. La gestión que la Federación está iniciando es buena y se necesitará del apoyo de más actores para crecer. 
 
¿Crees que hay algún limitante para quienes practican este deporte?
Bueno, el más importante es la talla, de hecho es un factor que ya tenemos en contra. Cuando jugamos fuera vemos que en la categoría masculina son muy altos van 1.80 a más. En la categoría femenina no tanto pero igual nos cuesta, el juego tiene que cambiar. En esas condiciones hay que hacer mucho trabajo de la defensa y el ataque para que dificulte la defensa adversaria.

Leave a Comment

(required)

(required)